La polémica del stripping para perros que no van a exposición

Autor: MundoSchnauzer.com

 

El manto del Schnauzer

El Schnauzer es una raza de perro de pelo duro. Su manto está formado por una capa de cobertura de pelo áspero y duro, y una subcapa interior de lanilla más suave. La raíz del capilar de los Schnauzer es de mayor tamaño que el diámetro del poro, por lo que cuando un pelo muere, no cae, salvo que sea ayudado (por rozamiento con algún objeto, por engancharse en algún saliente o por extracción manual). El pelo que no se desprende, por el método que sea, obstruye el folículo, dificultando el desarrollo del nuevo pelo, incluso llegando a atrofiar el folículo e impedir el crecimiento de más pelo. Esta obstrucción puede provocar infecciones foliculares y dermatitis.

 

Orígenes del Schnauzer

El Schnauzer, originalmente, era un perro cuya utilidad era la caza de ratas y otras alimañas. Aunque también se encargaba de realizar esa labor en el hogar de sus amos, su principal lugar de «trabajo» eran las caballerizas. También acompañaban a los coches de caballos en sus viajes. Durante estas diferentes actividades los perros se metían entre arbustos y zarzas. La disposición de su manto les protegía durante estos enganchones. Era habitual que perdieran pelo muerto e, incluso, algo de subpelo, pero su piel permanecía protegida.




¿Qué es el stripping?

Hoy en día, el estilo de vida de nuestros perros no favorece la rotación natural del manto. Los Schnauzer ya no realizan su función original de persecución y caza de roedores y, en la mayoría de los casos, el poco tiempo que están al aire libre, están controlados por las correas que les unen sus propietarios, perdiendo la posibilidad de que su pelo muerto se desprenda por el roce con la vegetación. Por tanto, para reproducir la caída del pelo se utiliza la técnica del stripping, que consiste en el arrancado del pelo muerto a mano, tirando directamente de los mechones de pelo, o apoyándose en la utilización de cuchillas de trimming. No es necesario realizar una fuerza muy grande para la extracción, con tirón no muy potente sale sin problemas. El arrancado no se hace en todo el cuerpo, sólo en las zonas que lo soportan bien (parte posterior del cuello, lomos, exterior de los muslos, costillares), arreglando con máquina, o tijera, el resto de zonas (pecho, falda, interior de patas, orejas, cejas, exterior de patas desde la rodilla y el codo hacia los pies). Aplicando este tipo de arreglo al pelo de nuestro Schnauzer, no sólo lograremos un pelo de cobertura de mayor calidad y dureza, sino que lograremos que la salud epidérmica del perro sea óptima.

 

¿Duele el stripping?

Lo primero que hay que aclarar es que la piel de un Schnauzer no es como la de un ser humano. No podemos asumir que lo que sentirá el perro es equivalente a lo que sentiríamos nosotros si nos realizarán la misma operación. Por ejemplo, habitualmente durante el juego, los cachorros aprenden a marcar a sus hermanos, mordiéndoles sin causarles dolor. Sin embargo, si un cachorro aplica en nuestra piel esa misma presión con sus dientes puntiagudos, no sólo sentiremos dolor, sino que lo más probable es que terminemos sangrando.

El stripping, si se hace bien, no debe resultar doloroso, ya que sólo se le arranca pelo muerto. Como se ha comentado anteriormente, ese pelo muerto no se cae debido al tamaño de la raíz, que le impide salir del folículo, necesitando ayuda externa. Sólo les dolerá si se les arranca pelo arraigado, pero un peluquero experto en esta técnica no debería cometer ese error.

Algunos propietarios alegan diferentes argumentos en contra del stripping:

  • Me han dicho que tienen que dormir a mi perro para hacerle una sesión de stripping.
  • Cuando le han hecho stripping a mi perro no dejaba de quejarse.

No es habitual, pero puede darse el caso de tener que dormir al perro para hacerle stripping. ¿Por qué? Simplemente porque el perro sea demasiado nervioso, agresivo o esté demasiado asustado para poderle realizar la sesión. En este tipo de casos también habrá que dormirles para cortarles el pelo a máquina o limpiarle los dientes. Es decir no es un problema del método de mantenimiento del manto, sino de educación del animal. Por ello, es recomendable acostumbrar al perro, desde pequeño, a pequeñas sesiones de acicalamiento, intentando reproducir lo que luego va a encontrarse en la peluquería:

  • Tener que estar subido a una mesa, más lejos del suelo de lo habitual, con poco espacio para moverse y semi-inmovilizado con una correa, atado por el cuello.
  • Tener a una, o varias, personas desconocidas manoseándole y manipulándole de manera continua.
  • Ver a su alrededor, y a veces amenazantemente cerca, objetos metálicos y cortantes (tijeras, cuchillas, etc.).
  • Pasarle por el cuerpo instrumentos extraños que hacen un ruido molesto y que, en alguna ocasión, provocan algún molesto tirón de pelo.

Así, los lamentos que pueda proferir un cachorro durante una sesión de mantenimiento del manto, estarán provocados por uno de los siguientes factores:

  • Torpeza o inexperiencia del peluquero.
  • Miedo del cachorro a una situación desconocida.
  • Hipersensibilidad epidérmica (raro, pero puede pasar).




¿Cuándo se debe empezar a hacerle stripping a un Schnauzer?

Se suele recomendar hacer la primera sesión cuando el cachorro cumpla 4 meses.

 

¿Es una técnica que debe restringirse a ejemplares de concurso?

Es evidente que todos los ejemplares que se quieran presentar a concurso deben ser arreglados utilizando esta técnica, ya que en caso contrario es más que probable su descalificación.

En el caso de perros de compañía el propietario debe elegir. Todos los expertos en la raza lo recomiendan, siempre que el propietario pueda permitírselo, ya que de esa forma el ejemplar no sólo mantiene el tipo de pelo característico de la raza, sino que se mejora la salud capilar y se mejora la salud epidérmica del perro.

El corte a máquina es un procedimiento bastante más barato, ya que el peluquero requiere una dedicarle menos tiempo a la sesión y no necesita tener formación específica en técnicas de stripping, no dominadas por todos los profesionales de la peluquería canina. En contrapartida, el Schanuzer terminará perdiendo el pelo duro de cobertura, que es el que da el color característico al animal. Sólo quedará la lanilla interior, más fina, suave, rizada, y con tonalidad de color diferente al pelo duro. En algunos casos, sobre todo cuando el perro tenga una edad avanzada, pueden sufrir algún tipo de enfermedad en la piel por la atrofia de los folículos provocada por la raíces de los pelos muertos recortados. El mejor tratamiento para estas enfermedades es intentar recuperar el pelo de cobertura del perro mediante stripping, pero puede llegar a ser muy complicado si la atrofia folicular está muy extendida.

En caso de no querer realizarle stripping a nuestro perro y si lo que queremos es cuidar la salud de su piel, es mejor opción dejar que su pelo crezca y termine cayendo de forma natural. El aspecto que ofrecerá nuestro perro será más desaliñado y no se parecerá a los Schnauzer que estamos acostumbrados a ver, pero es menos probable que enferme su piel que si se le recorta el manto con la máquina.

 

Técnica y consejos

Se recomienda no bañar al perro desde unos días antes a la sesión de stripping. El motivo es que el pelo limpio se desliza con más facilidad, dificultando el proceso de arrancado. Tampoco es recomendable bañar el perro hasta varios días después de la sesión, ya que el arrancado abre los poros de la piel, pudiéndose introducir en ellos agua o jabón, provocando irritaciones en la piel.

Arrancado del pelo de cobertura

  • A mano: es la manera ideal, tirando firmemente con los dedos de mechones no muy grandes, el pelo saldrá de raíz.
  • Con cuchilla: El pelo se sujeta entre la hoja de la cuchilla y el dedo pulgar y se da un tirón. El arrancado del pelo resultará más fácil, aunque si no se hace con una inclinación adecuada de la cuchilla, se corre el riesgo de partir el pelo y que no salga de raíz.

Mantenimiento del subpelo

El subpelo no debe sobresalir por encima del pelo de cobertura. Si así fuese se debe «deslanar» el manto del perro. También puede hacerse a mano o con cuchillas especiales, tipo Coat-king. Este tipo de cuchillas debe utilizarse con precaución, ya que puede eliminar una cantidad excesiva de subpelo. Además, también elimina y corta, si no se utiliza bien, pelo de cobertura.

 

Tras realizarle el corte, mi schnauzer se rasca mucho

Revisad la zona en la que se rasca en busca de parásitos o irritaciones.

Si ha aparecido una irritación en la piel puede ser por varios motivos:

  • Por una técnica de stripping mal ejecutada.
  • Introducción de jabón en poros irritados tras una sesión de stripping.
  • ¿Se rasca principalmente en el cuello? ¿Tiene collar antiparasitario? Si se ha reducido mucho el volumen de pelo en la sesión de peluquería, el collar antiparasitario queda muy cerca o, incluso, en contacto con la piel, produciendo irritación.
  • Enfermedad dermatológica. Si en la observación de la piel veis algo diferente a una irriticación o pequeña herida, o si está más de dos días rascándose insistentemente en la zona, puede merecer la pena hacer una visita a vuestro veterinario de confianza.

 

Enlaces a otros artículos relacionados con el mantenieminto capilar del schnauzer